26 sept. 2010

Residencia en La Caldera (Barcelona)



























Imágenes de la residencia en La Caldera captadas por M. Ángeles... una nueva oportunidad de seguir investigando y elaborando nuestros Principios Opuestos. Después de la residencia en L'Estruch de Sabadell donde fueron quedando más claras las ideas sobre iluminación y qué lugar debían ocupar los Leds dentro de la misma, esta última residencia nos permitió afianzar las propuestas y seguir avanzando en la integración de todos los elementos.
Tuvimos la suerte de contar con Ilia Mayer y su música que nos dieron una nueva visión del aspecto sonoro y contribuyó a que la primera parte de la pieza adquiriera una nueva dimensión que seguiremos explorando.
En el lado de la interpretación seguimos buscando cuál es nuestra relación en la pieza y cómo profundizar en los estados físicos y mentales propuestos en estos Principios Opuestos que se están convirtiendo en todo un viaje de contrarios bien sintonizados.
Gracias a los que están con nosotros aportando sus impresiones, ideas y comentarios (Ángeles, Joaquín, Carles, Román, Susana, Ilia...), a las grabaciones en vídeo de Ricardo, y a los que vinieron a ver el ensayo abierto, que con su feedback seguro que hacen que los Principios Opuestos sigan en marcha y evolucionando...

23 sept. 2010

Residencia técnica en La Caldera.

Este es el ambiente que se respiraba ayer minutos antes de realizar un pase de Principios Opuestos. El espectáculo va tomando forma poco a poco, cada día encontramos nuevas cosas que nos guían en este proceso creativo.
Esta noche hay previsto hacer un ensayo abierto en la Sala 0 de La Caldera a las 7,30. (Torrent de'n Vidalet, 43. Metro Joanic ó Fontana)

Por cierto, mi nombre es M. Ángeles Angulo, soy coreógrafa y bailarina de la compañía Erre que Erre. En esta producción realizo las funciones de ayudante de dirección junto a Joaquín Jara que es mi "principio opuesto".
Saludos a tod@s!
m.a.

19 sept. 2010

proyecto, residencias, tecnología...

PRINCIPIOS OPUESTOS nace como un proyecto dual: dos creadores e intérpretes (Víctor Zambrana y Mario G. Sáez), dos ayudantes de dirección que aportan la mirada externa necesaria (Mª Ángeles G. Angulo y Joaquín Jara), dos músicos desarrollando la composición original de la pieza (David Crespo e Ilia Mayer), y dos iluminadores/técnicos (Carles Rigual y Román Torre) que complementan la propuesta a partir de la utilización de diferentes tipos de iluminación y ofrecen una de las claves para completar el contenido de la pieza: analógico-digital.

La utilización de estos pares no persigue evidenciar las diferencias y la confrontación de las distintas sensibilidades de los creadores en cada apartado, sino más bien como es posible generar un proyecto común a partir de la suma y la integración de los elementos comunes desde puntos de partida que en principio podrían parecer contradictorios.

En las sucesivas residencias que se han realizado hasta el momento han ido añadiéndose estos elementos progresivamente:

-La residencia dentro del programa Endanza, en el CAS de Sevilla supuso el primer encuentro entre los intérpretes, dos individuos con sus propios bagajes y experiencias, con sus diferentes cualidades y calidades de movimiento, y una idea común: el ritmo. De esta residencia surgió una primera estructura que en un entorno neutro utilizaba los cuerpos, el movimiento y el ritmo para desarrollar una idea de primer encuentro y evidenciando las diferencias y apuntando los puntos en común.

-La residencia en el DeVIR CAPa en Faro (Portugal) fue el segundo encuentro y vino a añadir nuevos elementos. El lugar de trabajo en la última planta del edificio del DeVIR CAPa, donde se encuentran las habitaciones, con su particular estructura de pasillos y columnas, nos sirvió para que los cuerpos y el movimiento que anteriormente sucedían en un espacio neutro, encontraran aquí un espacio real y físico donde situar las acciones y colocar a los personajes. Aún sabiendo que en el futuro no dispondríamos de un espacio/escenografía como el que nos encontramos allí, pensamos que no deberíamos desaprovechar la ocasión de utilizar el lugar a modo de espacio escénico aunque sólo fuese por una vez. Posteriormente estas ideas de espacio han continuado dentro de la propuesta pero llevándolas a un terreno más virtual por medio de la iluminación y la tecnología. La luz natural que entraba por las ventanas de un lado de la sala también nos sirvió para plantear la idea del paso del tiempo a partir del desplazamiento de la luz por la sala durante la presentación.

-En la residencia posterior en L’Animal a l’esquena en Celrà (Girona) seguimos sumando elementos y aparecieron las miradas externas de los ayudantes de dirección (con sus diferentes sensibilidades y apreciaciones) y sobre todo, comenzamos a utilizar la luz como elemento esencial en la propuesta. La luz que proviene de dos fuentes diferenciadas: la luz incandescente, más convencional, que entendimos como el componente analógico, y la luz LED que ofrece nuevas posibilidades de iluminación, a partir de 8 barras leds, la programación y la posibilidad de utilizar la robótica, en este caso se trata del componente digital.


Las nuevas estrategias de comunicación que señala Juan Freire a partir de la utilización de las nuevas tecnologías, también son estrategias aplicables a la creación en si misma, al menos en algunas de las características que él señala:

- Principios Opuestos es multidisciplinar, un híbrido, transmediático … Frente al paradigma del genio individual y del creador aislado en su propio universo, la realidad nos muestra que la creación contemporánea abandona esta aparente pureza para explorar todo tipo de fuentes de interacción e hibridación: entre disciplinas, entre espacios y procesos, entre espacios y objetos analógicos y digitales, entre medios y formatos …

así un espectáculo concebido a partir de la suma de diferentes elementos que a su vez están divididos en dos: dos creadores-intérpretes, dos ayudantes de dirección, dos músicos, dos iluminadores… y donde se mezclan diferentes tecnologías a la hora de desarrollar la iluminación.

- La remezcla está en el núcleo del proceso. La creación no se entiende ya como un acto “en el vacío”, sucede en un contexto intelectual y “material”. De este modo, el creador se convierte en un remezclador capaz de reinterpretar y re-elaborar sus contextos para generar nuevos procesos y productos y, en especial, nuevas experiencias o interpretaciones para sus usuarios.

Es importante señalar que en la base del proyecto estaba la idea de utilizar o re-utilizar nuestros referentes personales dándoles nuevas interpretaciones y posibilitando la ampliación de sus significados.

- La tecnología es cultura y forma parte esencial de la “caja de herramientas” del creador. La tecnología, el hardware y software entendidos en sentido amplio, son ya parte esencial del proceso creativo. El creador es, y de hecho siempre lo ha sido, un artesano o, en una versión actualizada y digital, un hacker capaz de entender como funcionan las herramientas y como se pueden modificar para adaptarlas a sus necesidades. Y a pesar de que siguen existiendo y siendo necesarios los especialistas, los creadores tienen un conocimiento práctico y profundo de la tecnología, y los tecnólogos se interesan y trabajan en el proceso creativo. En esta evolución acaban por surgir perfiles transdisciplinares difíciles de clasificar según los modelos tradicional.

Desde el apartado de la iluminación los creadores trabajan a partir de la utilización e investigación de la tecnología como una caja de herramientas que permite construir los mundos donde la acción sucede.

A su vez el uso de la tecnología para la composición musical y para la visualización y búsqueda de referentes a través de la Red, denotan el carácter cultural y creativo de la tecnología en si misma.

14 sept. 2010

PRINCIPIOS OPUESTOS.

Principios Opuestos es el encuentro entre dos creadores e intérpretes interesados en la idea del ritmo como elemento unificador de su propuesta.


“...hay una ley no explicada, aunque cierta, según la cual todo lo que alguna vez ha existido lo ha hecho para de algún u otro modo volver a existir, repetirse, nada se da en solitario, todo ocurre por lo menos 2 veces, es la única manera de crear el ritmo, la onda periódica que da pie a una ley muy poderosa que es la ley del símil, de las semejanzas, supongo por eso que todas las visiones del mundo que puedan concebir los seres humanos podrían agruparse en sólo 2 tipos, 1) aquella forma de pensar que considera que los hechos son únicos e irrepetibles, que son un punto aislado en el espacio y el tiempo, y 2) la que considera que son necesariamente repetibles, una sucesión de puntos en el tiempo...”

Nocilla Lab. Agustín Fernández Mallo.



El ritmo facilita el encuentro entre dos personalidades que no son más que dos polos de un mismo ser. Opuestos idénticos en naturaleza pero diferentes en grado cuyos extremos están en permanente contacto. El ritmo es el hilo conductor que les permite avanzar y hacerse visibles, dando la sensación de que pueden controlar el tiempo y crear universos comunes.

La utilización de la música, el cuerpo y la tecnología configuran un todo donde PRINCIPIOS OPUESTOS se desarrolla.


“Estar en el mudo equivale a estar en la luz. Nuestro oficio consiste en guiar un asno a algún lugar, pero sobre todo consiste en resistir a la luz y la alegría, sabiendo que la luz me destruirá sobre retamas, asfalto y mar; resistir al tiempo, que es lo mismo que encontrar la eternidad en el momento. Ser eterno es haber sido”.

Homo Faber. Max Frisch.


Conceptos:


Todo ritmo es un acto de seducción, en la Grecia clásica se entendía por tal aquella selección de la forma que el artista decidía "que era esa y no otra". Aquella que impregnaba a la obra de aquel movimiento preciso que la hacía única. Grupos escultóricos que no podían existir de otro modo. De esa misma manera un cuerpo que danza ofrece formas que son las que son, ritmos precisos destinados a seducir al espectador. Cuerpos que articulan un lenguaje secreto cuyo origen es el deseo y el fin es el encuentro.


En un sentido general el ritmo, es un flujo de movimiento controlado o medido, sonoro o visual, generalmente producido por una ordenación de elementos diferentes del medio en cuestión. El ritmo es una característica básica de todas las artes, especialmente de la música, la poesía y la danza. También puede detectarse en los fenómenos naturales. Existe ritmo en las infinitas actividades que gobiernan la existencia de todo ser vivo. Dichas actividades están muy relacionadas con los procesos rítmicos de los fenómenos geofísicos como las mareas oceánicas, el día solar, el mes lunar y los cambios de estaciones; además de ser regulados por energías eléctricas y magnéticas.


El vacío es llenado por cuerpos que se diluyen en el tiempo como la música en el oído. Cuerpos que dejan ver más allá de ellos mismos, que son transparentes y permeables. Cuerpos que persiguen el ritmo. Cuerpos que al bailar transforman el espacio creando combinaciones rítmicas. Cuerpos que alteran sus vibraciones dejándose contagiar por la vibración primordial: el sonido.

El paisaje sonoro por el que transitar es la música, que ejerce un papel fundamental en este trabajo. Es ella la que nos propone el estado para conducir la obra. Es el cuerpo de la danza, así como la danza es la voz de la música.


La luz es la que da consistencia al espacio, la que envuelve la escena y es la que facilita la materialización y la disolución de los cuerpos.


Elementos que se mimetizan, elementos que permiten la transformación, elementos que permiten la conducción. Elementos que como el agua se disuelven en el tiempo. Opuestos en equilibrio.


“Hay un ruido en todas partes. A cualquier temperatura por encima de cero absoluto los átomos se agitan con energía termal. Esto pone en marcha un zumbido de fondo que impregna toda la materia”.

Masa crítica. Philip Ball, Turner-FCE, 2008.

Principios Opuestos. Erre que erre.

Mario G. Sáez y Víctor Zambrana